PATOLOGÍAS

Factores internos que pueden ocasionar accidentes viales.

 

7.  PATOLOGÍAS

 

 

Conducir no es una tarea sencilla pues además de depender de la interacción con el entorno, también se ve influenciado por factores internos o individuales que condicionan la respuesta del conductor: funciones cognitiva, motora y senso-perceptiva, de las cuales se requiere un funcionamiento óptimo en el momento de conducir.

 

Volver al Contenido

Los trastornos del sueño hacen alusión a las alteraciones presenciadas durante el proceso de dormir, ya sea en la etapa de inicio, de mantenimiento o durante el ciclo sueño-vigilia.

Sin duda, el síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño (SAHOS) es el que presenta mayor evidencia al respecto. Los pacientes con apneas durante el sueño tienen un riesgo relativo 7 veces superior a la población de referencia sin apneas de sufrir accidente de tráfico.

El riesgo de accidente no solo abarca el sueño durante el dia, sino también a los daños cognitivos que acompañan a la enfermedad.

 Recomendaciones

  • Extreme las precauciones durante la conducción nocturna (mayor peligro entre 3 y 6 de la madrugada). También tenga cuidado después de comer, ya que sus reflejos serán menores.
  • Evite las carreteras que le ocasionen somnolencia y los viajes largos, especialmente cuando se encuentre en períodos de gran tensión, de cambio de ocupación, tras haber realizado un gran esfuerzo físico, o si sufre problemas psicológicos.
  • Siempre que tenga sueño al volante deberá detenerse y dormir el tiempo adecuado para reponerse.
  • En los viajes, realice frecuentes paradas y estire las piernas.
  • No adopte una postura relajada y sujete con firmeza el volante.
  • Cambie de velocidad con más frecuencia de lo habitual y, si no hay riesgos, realice algún adelantamiento para mantener activados el sistema nervioso central y los músculos.
  • Nunca lleve el coche con temperatura elevada.
  • La automedicación para paliar alteraciones del sueño es peligrosa, puede provocar efectos secundarios sobre la capacidad de conducir.
  • Si su médico le ha recetado un medicamento para el insomnio, siga sus instrucciones respecto a la conducción de vehículos: evite conducir los primeros días, y en los cambios de tratamiento.

 

Volver al Contenido

7.2  ARRITMIAS

Las arritmias son problemas relacionados con el ritmo de los latidos del corazón. Durante una arritmia el corazón puede latir demasiado rápido, demasiado lento o de manera irregular.

“La presencia de síntomas propios de una cardiopatía, como disnea, dolor torácico, síncope y pre síncope, fatigabilidad, palpitaciones o edema, afectan en distinta medida a la capacidad de conducir. El mayor riesgo se relaciona con la mayor o menor posibilidad de que el conductor sufra síntomas repentinos, fundamentalmente arritmias o síncopes (pérdida de conocimiento)”.

Recomendaciones

  • Siga el consejo del médico, que sabrá orientarle sobre el riesgo que se tiene al conducir.
  • Adapte los hábitos de conducción a los cambios de su estado de salud; tenga en cuenta que conducir en circunstancias adversas le exigirá esfuerzos extras de atención y concentración.
  • Procure conducir en recorridos conocidos, evitando: horas punta, trayectos complicados y condiciones climatológicas adversas.
  • Conduciendo, evite las maniobras forzadas y los adelantamientos arriesgados, y modere la velocidad de su vehículo.

 

Volver al Contenido

 7.3  CARDIOPATIA ISQUÉMICA

La cardiopatía isquémica es la “enfermedad ocasionada por la arteriosclerosis de las arterias coronarias, encargadas de proporcionar sangre al músculo cardiaco. La arteriosclerosis coronaria es un proceso lento de formación de colágeno y acumulación de lípidos y células inflamatorias. Estos tres procesos provocan el estrechamiento de las arterias coronarias”[2].

Su presencia puede originar un deterioro del nivel de atención y de concentración, reacciones y respuestas psicomotoras cada vez más lentas.

Recomendaciones

  • Siga el consejo de su médico, él sabe valorar si usted corre peligro al volante, puede que usted tenga mayor o menor probabilidad de arritmias y pérdidas de conocimiento.
  • Si le han puesto un tratamiento para la hipertensión arterial evite conducir los primeros días, tenga esta precaución también si le aumentan la dosis o le añaden algún fármaco.
  • Adapte sus hábitos de conducción a los cambios de su estado de salud, tenga en cuenta que conducir en circunstancias adversas le exigirá esfuerzos extras de atención y concentración.
  • Procure conducir en recorridos conocidos, evitando las horas punta, los trayectos complicados y las condiciones climatológicas adversas.
  • Evite maniobras forzadas, adelantamientos arriesgados e innecesarios.
  • Si tiene problemas en la vista, evite la conducción nocturna, al amanecer y al anochecer.

 

Volver al Contenido

7.4  HEMATOLOGÍA

La hematología  es una “parte de la medicina que estudia los elementos inmunológicos de la sangre y las enfermedades que se manifiestan por la alteración de estos elementos; trata también de los órganos que producen la sangre”[3]. Algunas de estas enfermedades son:

  • Anemias: Presenta síntomas como debilidad, confusión, fatiga por esfuerzo y dolor cardíaco.
  • Poliglobulias: Presenta síntomas como cefaleas y visión borrosa los cuales pueden causar alteraciones en la percepción y respuesta psicomotora.
  • Trombocitosis: “Pueden pasar desapercibidas o manifestarse con un proceso trombótico. Puede cursar con intensas cefaleas”[4].
  • Síndromes de hiperviscosidad: Pueden presentarse síntomas como enlentecimiento de la circulación que va acompañado de cefaleas, visión borrosa, torpeza mental, etc.
  • Neoplasias hematológicas: Son un grupo de enfermedades que afectan a la sangre, la médula ósea y los ganglios linfáticos.

 Recomendaciones:

  • Establezca un diálogo sincero con su médico para que decidan las pautas de conducción más seguras en función del momento en que se encuentre de su enfermedad.
  • Si sigue tratamiento con anticoagulantes, respete las pautas del tratamiento.
  • Evite conducir en las 12 horas siguientes a una sangría.
  • Si conduciendo nota síntomas de alarma, disminuya la marcha y pare en el arcén.
  • Mantenga los horarios habituales de descanso, comidas y tomas de medicación.
  • Procure conducir en recorridos conocidos, evitando las horas punta, los trayectos complicados y las condiciones climatológicas adversas.
  • Evite maniobras forzadas, adelantamientos arriesgados e innecesarios.
  • Mantenga la velocidad adecuada, no supere los 120 km/h, y evite períodos de conducción ininterrumpida superiores a 2 horas9.

Volver al Contenido

#_Contenido

7.5  NEFROPATÍA

La nefropatía hace alusión a toda tipo de enfermedad relacionada con los riñones, las cuales muchas veces son insidiosas.

Sus síntomas varían en función del grado en que la afecten, pueden ocasionar alteraciones neurológicas, psicológicas y del sueño, lo que ocasiona deterioro en la capacidad de conducir.

 Recomendaciones

  • Siga el consejo del médico, que sabrá orientarle sobre el riesgo que se tiene al conducir pues los síntomas de su enfermedad pueden afectar en mayor o menor medida a su capacidad de conducir.
  • No se automedique, sea especialmente cuidadoso en los cambios de medicación y de dosis.
  • Evite conducir en las horas siguientes a una sesión de diálisis.
  • Siempre que tenga sueño al volante deberá detenerse y dormir el tiempo adecuado para reponerse.
  • En los viajes, realice frecuentes paradas y estire las piernas.
  • Adapte los hábitos de conducción a los cambios de su estado de salud; tenga en cuenta que conducir en circunstancias adversas le exigirá esfuerzos extras de atención y concentración.
  • Procure conducir en recorridos conocidos, evitando las horas punta, los trayectos complicados y las condiciones climatológicas adversas.
  • Conduciendo, evite las maniobras forzadas y los adelantamientos arriesgados y modere la velocidad de su vehículo.
  • Si tiene problemas de visión, evite la conducción nocturna y al amanecer y al anochecer9.

 

Volver al Contenido

7.6  DIABETES MELLITUS

La Diabetes Mellitus es un grupo de enfermedades metabólicas caracterizadas por hiperglicemia.

La afectación en los conductores presenta un riesgo de accidente superior al de la población general en determinadas circunstancias como complicaciones en la evolución del proceso o al presentar cuadros de hipoglucemia.

Recomendaciones

 Realice controles de glucemia antes de iniciar un viaje. No conduzca si sus niveles de glucosa son demasiado bajos para usted.

  • Aprenda a reconocer los síntomas de hipoglucemia y evite las circunstancias que la producen.
  • Conozca cuándo y cómo debe tratar su hipoglucemia, especialmente si está conduciendo.
  • Deténgase en el arcén ante la mínima sospecha. No reanude la conducción hasta que esté totalmente recuperado.
  • Lleve siempre en el coche alimentos ricos en hidratos de carbono, además de su medicación habitual.
  • En los viajes proteja su medicación del frío y del calor.
  • Lleve información sobre su enfermedad en el coche.
  • No conduzca tras los cambios de dosis o de tratamientos hasta que no tenga controlados los niveles de glucosa en sangre.
  • Si tiene problemas en los pies, debe saber que hay pedales facilitados adaptables a cualquier vehículo.
  • Planifique cuidadosamente sus viajes. En los viajes largos vaya acompañado, respete los horarios de comida en relación con la administración de medicación y haga pausas cada hora9.

 

Volver al Contenido

7.7  ENFERMEDAD CEREBRROVASCULAR

La enfermedad cerebrovascular “es un grupo heterogéneo de condiciones patológicas cuya característica común es la disfunción focal del tejido cerebral por un desequilibrio entre el aporte y los requerimientos de oxígeno y otros substratos”[5].

Haber sufrido un accidente cerebrovascular supone un factor de riesgo vial.

Recomendaciones

  • Establezca un diálogo sincero con su médico para decidir entre ambos las pautas de conducción más seguras en función del momento en que se encuentre de su enfermedad.
  • Tenga muy en cuenta el consejo de su médico en relación con los posibles efectos secundarios de su medicación.
  • No conduzca si nota síntomas de alarma.
  • Adapte sus hábitos de conducción a su estado de salud: procure conducir acompañado, reduzca sus horas al volante, no utilice el coche en su actividad laboral.
  • Planifique los viajes, procure ir acompañado y evite la conducción nocturna.
  • Mantenga los horarios habituales de descanso, comidas y tomas de medicación.
  • Procure conducir en recorridos conocidos, evitando horas punta, trayectos complicados y condiciones climatológicas adversas.
  • Evite las maniobras forzadas y los adelantamientos arriesgados e innecesarios.
  • Descanse como mucho tras una hora de conducción.

 

Volver al Contenido

7.8  ALTERACIONES DEL SISTEMA MOTOR

Por lo general las alteraciones que presenta el sistema motor son tratadas con medicamentos que alteran la capacidad para conducir, unas en menor o mayor grado. En algunos casos, las personas que padecen estas alteraciones adecuan su vehículo dependiendo de sus necesidades, en otros será necesario un tiempo de adaptación a la enfermedad o a los fármacos medicados ya que como se mencionaba, pueden repercutir en la seguridad vial.

Recomendaciones

  • Posición para retrasar la aparición de la fatiga y poder afrontar con mayor éxito una maniobra de emergencia:
    • Debe acoplar firmemente las caderas en el asiento en el ángulo que forman el respaldo y la banqueta.
    • Al pisar los pedales las piernas no deben quedar totalmente estiradas y las rodillas no deben golpear contra el volante.
    • El respaldo debe estar ligeramente inclinado hacia atrás.
    • Debe coger el volante con las dos manos, siempre en posición de las nueve y cuarto o de las diez y diez. Al girar el volante los brazos no deben cruzarse nunca.
    • El pie izquierdo, cuando no se necesite, siempre irá apoyado en el pase de rueda.
  • Regule los espejos retrovisores para ampliar el campo visual lateral y obtener información posterior, sin descuidar la posición sedente segura (fundamentalmente si tiene dificultades para mover el cuello).
  • Coloque correctamente su cinturón de seguridad, con ello evitará lesiones abdominales y vertebrales: banda superior entre hombro y cuello, las mujeres entre ambas mamas, banda inferior entre muslo y pelvis.
  • El reposacabezas evita las lesiones de cuello por «latigazo».
  • El calzado estará bien sujeto al pie, la suela no será demasiado gruesa para que el pie mantenga la sensibilidad adecuada.
  • Realice recorridos conocidos, evitando las horas punta, los trayectos complicados y las condiciones climáticas adversas.
  • Evite las maniobras forzadas y los adelantamientos arriesgados e innecesarios.
  • Adapte sus hábitos de conducción a las variaciones de su estado de salud.

 

 

Volver al Contenido

 

7.9  EPILEPSIA Y CRISIS CONVULSIVAS

La epilepsia “es una enfermedad crónica del sistema nervioso central, que se manifiesta en forma de crisis inesperadas y espontáneas, desencadenadas por una actividad eléctrica excesiva de un grupo de neuronas hiperexcitables”[6].

Es imprescindible ser responsable y muy cuidadoso en el momento de aprobar un permiso de conducción ya que una crisis aparece de forma inesperada y los medicamentos también influyen en gran magnitud en el organismo de la persona.

 Recomendaciones

  • La enfermedad que padece puede hacer más probable la pérdida de atención durante la conducción o reducir sus capacidades.
  • No conduzca hasta que su enfermedad esté controlada.
  • Evite conducir durante las primeras semanas tras el cambio de medicación, tras olvidarse una dosis o cuando le estén retirando el tratamiento.
  • No suspenda nunca el tratamiento por su cuenta.
  • Mantenga un ritmo de sueño constante, evite la conducción nocturna, descanse suficientemente antes de realizar un viaje.
  • En los viajes, deténgase a descansar con frecuencia (cada hora y media o 2 horas). Si nota algún síntoma disminuya la velocidad y deténgase en el arcén.
  • No es recomendable la utilización del vehículo de manera profesional en los pacientes epilépticos.
  • Consulte si puede conducir y si puede tener responsabilidades en caso de accidente a su médico o a las autoridades de tránsito.

 

Volver al Contenido

 

 

7.10  ENFERMEDAD DE PARKINSON

La enfermedad de Parkinson es una afección que produce incapacidad motora. Se refleja en una progresiva dificultad para realizar actividades elementales de la vida diaria (andar, comer, vestirse, etc.). Sin embargo, 2 de cada 10 enfermos continúan conduciendo. Aunque en conjunto los enfermos de Parkinson tienen más accidentes que la población general, los factores de riesgo se conocen y se pueden, en gran parte, controlar.

Recomendaciones

  • Establezca un diálogo sincero con su médico para decidir entre ambos las pautas de conducción más seguras en función del momento en que se encuentre de su enfermedad.
  • Tenga muy en cuenta el consejo de su médico sobre los efectos secundarios de su medicación.
  • Si nota síntomas de alarma disminuya la marcha y pare en el arcén.
  • Procure conducir acompañado, reduzca sus horas al volante y evite utilizar el coche en su actividad laboral.
  • Planifique los viajes, evite la conducción nocturna y mantenga los horarios habituales de descanso, comidas y tomas de medicación.
  • Procure conducir en recorridos conocidos, evitando las horas punta, los trayectos complicados y las condiciones climatológicas adversas.
  • Evite maniobras forzadas, adelantamientos arriesgados e innecesarios.
  • Mantenga la velocidad adecuada, no supere el límite de velocidad y evite períodos de conducción ininterrumpida superiores a una hora.

 

Volver al Contenido

7.11   DEMENCIAS

Las demencias son procesos que se establecen de manera gradual. En primera instancia pasan desapercibidos, incluso por personas cercanas al paciente.

El diagnóstico de demencia implica varias fallas cognitivas suficientemente graves para causar un trastorno en el funcionamiento social u ocupacional del individuo.

Es difícil que la persona que inicie una demencia deje de conducir, pero la conducción se ve afectada desde la primera fase de este estado.

 Recomendaciones

  • Tenga en cuenta que demencias leves con repercusión en la seguridad vial pueden pasar desapercibidas en una entrevista informal.
  • Conduzca con copiloto, con ello se reduce el riesgo de accidente.
  • Evite conducir en circunstancias adversas que le exigirán esfuerzos extras de atención y concentración.
  • Conduzca en recorridos conocidos, evitando las horas punta, los trayectos complicados.
  • Evite maniobras forzadas y adelantamientos arriesgados y moderando la velocidad del vehículo.

Volver al Contenido

7.12   PSICOSIS MANIACO-DEPRESIVA

También conocida como trastorno bipolar, se caracteriza por cambios drásticos del estado anímico de la persona el cual puede variar desde un estado de alegría exagerada hasta una tristeza profunda.

Recomendaciones

  • Evite la conducción en períodos críticos, hasta que su estado de ánimo se recupere.
  • Establezca un diálogo sincero con su médico para decidir entre ambos las pautas de conducción más seguras en función del momento en que se encuentre de su enfermedad.
  • Si nota síntomas de alarma no conduzca y póngalo en conocimiento de su médico. Los estimulantes contra la fatiga en realidad no la eliminan, sólo la enmascaran.
  • No conduzca en las primeras horas del inicio del tratamiento, y tenga especial precaución en los períodos de cambio de dosis, tanto por incremento como por descenso. Los efectos secundarios del tratamiento son mayores durante los primeros días y en los cambios de dosis.
  • Planifique los viajes, procure ir acompañado y evite la conducción nocturna. Mantenga los horarios habituales de descanso, comidas y tomas de medicación.
  • Procure conducir en recorridos conocidos, evitando las horas punta, los trayectos complicados y las condiciones climatológicas adversas.
  • Evite las maniobras forzadas y los adelantamientos arriesgados e innecesarios.
  • Mantenga la velocidad adecuada, no supere los 120 km/h y evite períodos de conducción ininterrumpida superiores a 2 horas.
  • Debe saber reconocer fácilmente los síntomas de fatiga.
  • No debe conducir más de 8 horas en un solo día9.

 

Volver al Contenido

7.13  PSICOSIS FUNCIONALES Y OTRAS

Las psicosis funcionales con anomalías neurobiológicas (esquizofrenia, trastornos delirantes,  paranoia), producen importantes alteraciones de la percepción, alteraciones del curso y/o contenido del pensamiento y un comportamiento desorganizado.

Recomendaciones

  • Establezca un diálogo sincero con su médico para decidir entre ambos las pautas de conducción más seguras en función del momento en que se encuentre de su enfermedad.
  • Tenga muy en cuenta el consejo de su médico en relación con los posibles efectos secundarios de su medicación. Evite conducir durante los primeros días de tratamiento y durante los cambios en las pautas posológicas. No conduzca si nota síntomas de alarma.
  • Adapte sus hábitos de conducción a su estado de salud: procure conducir acompañado, reduzca sus horas al volante, no utilice el coche en su actividad laboral.
  • Evite distraer la atención con otras tareas distintas a las relacionadas con la conducción (fumar, comer, beber).
  • No inicie un viaje largo si no ha descansado antes suficientemente.
  • Cuando note que su nivel de estrés es excesivo, respire lenta y profundamente varias veces seguidas.
  • Concéntrese en la conducción. Si observa que su grado de atención se deteriora, pare y descanse un rato.
  • Conserve la calma en todo momento. Evite signos externos estresantes.
  • Evite las maniobras forzadas y los adelantamientos arriesgados e innecesarios.
  • Mantenga la velocidad adecuada, no supere los 120 km/h, y evite períodos de conducción ininterrumpida superiores a 2 horas.

Volver al Contenido

 

7.14   CONSUMO CRÓNICO DE ALCOHOL

Terribles accidentes de tráfico ocurren cada día debido al consumo excesivo de alcohol. “Se detecta alcohol en más del 47 % de los conductores fallecidos en accidente de tráfico y en el 30 % de los lesionados graves”.

Los efectos del alcohol en la conducción pueden ser visuales, perceptivos, caer sobre la función psicomotora o sobre el comportamiento y la conducta, los cuales dependen de la concentración de alcohol en la sangre del individuo.

Recomendaciones

  • Recuerde que si va a conducir, no debe beber nada de alcohol. Consumir 2 vinos o 2 cervezas, o un whisky o un coñac aumentan el riesgo de sufrir un grave accidente de tráfico al doble.
  • Una copa de vino o una caña de cerveza (en medidas habituales) contienen la misma cantidad de alcohol (10 g). Una copa de coñac, ginebra, whisky, etc. (en medidas habituales) equivale a 2 consumiciones de vino o cerveza.
  • Desde el punto de vista de la salud, beber en exceso es tomar más de 4 consumiciones diarias de vino o de cerveza, para los hombres, o más de 3 consumiciones diarias de vino o cerveza para las mujeres.
  • A partir de dos consumiciones de alcohol aparecen cambios en el estado de ánimo y en la percepción que le imposibilitan para reaccionar en situaciones difíciles.
  • Tomar café, té o agua, no modifica la velocidad de eliminación del alcohol.
  • Hasta pasadas varias horas después de beber no debe conducir.
  • El consumo crónico de alcohol deteriora su capacidad para conducir: aunque usted no sea consciente se producen cambios en la personalidad y en el estado de ánimo. Además, también se producen alteraciones cardiovasculares, neurológicas, digestivas, etc., que influyen negativamente sobre la conducción de vehículos.
  • Las personas que están habituadas al alcohol pueden no tener síntomas de borrachera ante consumos elevados, pero su capacidad para conducir está alterada y les impedirá reaccionar adecuadamente ante situaciones imprevistas.
  • Si está siguiendo un tratamiento de deshabituación recuerde que no debe conducir durante el tratamiento. Puede ser peligroso para usted y para los demás y, por supuesto, la ley no se lo permite.

 

Volver al Contenido

7.15   ALTERACIONES DE LA CAPACIDAD AUDITIVA Y EL EQUILIBRIO

El oído es uno de los órganos más importantes a la hora de conducir pues además de mantener el equilibrio de la persona,  es el complemento imprescindible de la visión ya que la ayuda a situar los estímulos en el tiempo y en el espacio

Las alteraciones de la audición (hipoacusias) generan pérdida de audición y disminuye la captación de estímulos pudiendo alterar la percepción. Dentro de las alteraciones del equilibrio se encuentran principalmente el vértigo y la inestabilidad.

Recomendaciones

  • Utilice los audífonos que le han sido prescritos, procure mantenerlos activos controlando la efectividad de la pila para evitar cualquier eventualidad durante la conducción y acuda a revisión periódicamente y ante fallos en la agudeza auditiva.
  • La corrección auditiva está permitida tanto para conductores profesionales como no profesionales.
  • Durante el período de adaptación al audífono sea prudente, si es preciso evite conducir, o reduzca sus horas al volante, no utilice el coche en su actividad laboral.
  • Evite ruidos (radio a gran volumen) en el interior del vehículo, así evitará distracciones.
  • Si padece una enfermedad de Ménière no debe conducir (especialmente al inicio, cuando el vértigo es más intenso).
  • No conduzca si padece vértigos que se desencadenan cuando realiza giros de cabeza, lo prudente es esperar a que los síntomas remitan.

 

Volver al Contenido

7.16   ALTERACIONES DE LA CAPACIDAD VISUAL

La mayoría de la información que reciben los conductores es percibida a través de la vista, lo que les permite tomar decisiones, tener una buena respuesta psicomotora y procesamiento cognitivo, es decir que si esta se ve alterada, se presentará una exposición enorme frente al riesgo en cuanto a seguridad vial.

Las cataratas, glaucoma y las alteraciones retinianas asociadas al proceso de envejecimiento, son las causas más frecuentes de alteración del campo visual y que mayor trascendencia presentan en los accidentes de tráfico, fundamentalmente unidas a condiciones circulatorias adversas, baja iluminación o fatiga.

Recomendaciones

  • Utilice la corrección óptica que le ha sido prescrita, y acuda a revisión periódicamente y siempre que observe alteraciones en la visión.
  • La corrección óptica para visión cercana no corrige la visión lejana ni al contrario.
  • Actualmente no es obligatorio pero es conveniente que lleve gafas de repuesto durante la conducción por si le ocurriera cualquier eventualidad.
  • Si le han prescrito lentes progresivas recuerde que necesitan un período variable de adaptación. Hasta que no esté bien adaptado a sus nuevas lentes, no las utilice para conducir.
  • En correcciones altas (± 8 dioptrías) y en procesos degenerativos de la capacidad visual, no debe conducir si las condiciones de iluminación son adversas.
  • Si nota efectos secundarios por los medicamentos utilizados en el tratamiento del glaucoma, consulte con su médico.
  • No conduzca si con motivo de exploraciones oftalmológicas le han administrado un colirio anestésico o un dilatador de la pupila ya que producen alteraciones de la agudeza visual que persisten unas horas después de su utilización.
  • Si tiene visión monocular se beneficiará de la utilización de espejos retrovisores a ambos lados del vehículo y uno interior panorámico.

 

Volver al Contenido

7.17   TRASTORNOS ASOCIADOS AL ENVEJECIMIENTO

El proceso fisiológico del envejecimiento y la morbilidad asociada a la edad son características propias de los conductores con edades avanzadas, lo cual en seguridad vial presenta un mayor riesgo de accidente, pues las capacidades y estrategias del conductor se ven afectadas por el factor del tiempo y a su vez por condiciones climáticas, alimenticias y físicas.

Recomendaciones

  • Realice recorridos conocidos. Procure viajar acompañado.
  • Evite las horas punta, los trayectos complicados y las condiciones climatológicas adversas.
  • Plantéese el utilizar el transporte colectivo para largos recorridos.
  • Evite maniobras arriesgadas.
  • Evite la conducción nocturna: las cataratas, el glaucoma, los trastornos de acomodación de la visión originan mayores dificultades en la conducción cuando hay mala iluminación.
  • Descanse cada hora o 2 horas de conducción.
  • Evite utilizar el coche si se encuentra mal, ha pasado mala noche o su médico le ha prescrito un tratamiento nuevo.
  • No tome medicamentos sin prescripción del médico.
  • Cuando vaya a los especialistas recuérdeles que conduce: el médico lo tendrá en cuenta al decidir su tratamiento.
  • Utilice retrovisores a ambos lados del vehículo e interior panorámico: le facilitarán las maniobras.
  • Si necesita gafas o utiliza audífono, acuda a las revisiones periódicas para que sus niveles de visión y audición sean los óptimos.

 

Volver al Contenido

7.18   PROCESOS AGUDOS

Los procesos agudos son aquellos que presentan un cuadro sintomatológico por un periodo de tiempo corto, pero con síntomas mucho más fuertes que las de un proceso crónico. Los principales son:

  • Alergia: Los síntomas de los procesos alérgicos (picor de ojos, rinorrea, prurito, estornudos, etc.) pueden actuar como factor de distracción en el complicado proceso de la conducción; a ello se van a unir los efectos secundarios de los antihistamínicos.
  • Procesos febriles: La fiebre de cualquier etiología (infecciosa, inflamatoria, tumoral, trastornos metabólicos, afecciones del sistema nervioso central, etc.) puede originar escalofríos, temblor muscular, palpitaciones, cefaleas, somnolencia, mialgias, etc. Como consecuencia, el conductor puede presentar atención, concentración y percepción disminuidas, que van a dar lugar a una respuesta psicomotora lenta.
  • Cefaleas: La cefalea relacionada con factores emocionales, se asocia a mareo, dificultad para la concentración mental, inadaptación y falta de asertividad o capacidad ante el estrés.
  • Migraña clásica o acompañada. Los síntomas neurológicos que se producen en el aura (diplopía, escotomas, hemianopsia, etc.) que se mantienen entre 15 y 60 minutos pueden originar graves peligros para la conducción. No debe olvidarse la migraña basilar, cuya aura consiste en vértigo, ataxia, trastornos oculares e incluso pérdida de conciencia.

Recomendaciones para conductores con alergia al polen

  • Mantenga las ventanillas cerradas e incluso use filtros en las tomas de aire.
  • En casos extremos utilice gafas de sol con piezas laterales.
  • Evite las salidas a última hora de la tarde, o cuando el nivel de polinización esté elevado.
  • Pida a sus acompañantes que no fumen, ni utilicen sprays o perfume.
  • Pregunte a su médico si puede retrasar la toma del antihistamínico si va a conducir, o si puede dividir la dosis.

Recomendaciones para el conductor con fiebre

  • No conduzca, hasta que el síntoma remita.
  • Respete los consejos de su médico en relación con la medicación.
  • Evite situaciones de estrés y fatiga: viajes largos, falta de sueño, consumo de alcohol y alimentos (chocolate, frutos secos).
  • Mantenga el horario habitual de comida y ritmos de sueño.
  • No conduzca si nota los síntomas que le avisan de que se le va a desencadenar una jaqueca.

 

Volver al Contenido

7.19   SÍNDROME NEOPLÁSICO Y OTRAS PATOLOGÍAS

Existen varias enfermedades que no están específicamente descritas pero que también pueden interferir en la capacidad de la persona en el momento de conducir. Estas son:

  • Síndrome neoplásico: Es un conjunto de manifestaciones histológicas y fisiológicas que se producen a causa del desarrollo de un cáncer, generalmente antes de que se manifieste clínicamente.
  • Trasplante: Procedimiento en el que se implanta un órgano o tejido procedente de un donante a un receptor.
  • Sida: “Enfermedad infecciosa, causada por el virus de inmunodeficiencia humana, que se transmite por vía sexual, a través de la sangre o de la madre al feto, y que hace disminuir las defensas naturales del organismo hasta llegar a su completa desaparición”[7].

Recomendaciones

  • Establezca un diálogo sincero con su médico para decidir entre ambos las pautas de conducción más seguras en función del momento en que se encuentre de su enfermedad.
  • Tenga muy en cuenta el consejo de su médico en relación con los posibles efectos secundarios de su medicación.
  • Acondicione los viajes al estado de salud (hasta la estabilización clínica de la enfermedad).
  • Planifique los viajes, procure ir acompañado y evite la conducción nocturna. Mantenga los horarios habituales de descanso, comidas y tomas de medicación.
  • Procure conducir en recorridos conocidos, evitando las horas punta, los trayectos complicados y las condiciones climatológicas adversas.
  • Evite maniobras forzadas, adelantamientos arriesgados e innecesarios, y períodos de conducción ininterrumpida superiores a una hora.

 

Volver al Contenido

[1] OZCOIDI, M.  VALDÉS, H. SIMÓN, M. y GONZÁLEZ, J. PATOLOGÍA MÉDICA Y CONDUCCIÓN DE VEHÍCULO. Guía Para El Consejo Médico.
[2] FUNDACIÓN ESPAÑOLA DEL CORAZÓN. Cardiopatía Isquémica. Disponible en: http://www.fundaciondelcorazon.com/informacion-para-pacientes/enfermedades-cardiovasculares/cardiopatia-isquemica.html
[3] OXFORD DICTIIONARIES. Hematología. Disponible en: http://www.oxforddictionaries.com/es/definicion/espanol/hemolog%C3%ADa
[4] CENTRO DE RECONOCIMIENTO DE CONDUCTORES. Sistema Hematológico. Disponible en: http://centros-psicotecnicos.es/reconocimientos-medicos-de-conductores/sistema-hematologico/gmx-niv43.htm
[5] CORTÉS, Dr. William. El derrame cerebral si se puede evitar. FUNDACIÓN HOSPITAL INFANTIL UNIVERSITARIO SAN JOSÉ- Disponible en: http://www.hospitalinfantildesanjose.org.co/instancias/derrame-cerebral.html
[6] ASOCIACIÓN ANDALUZA DE EPILEPSIA. ¿Qué es la epilepsia? Disponible en: http://www.apiceepilepsia.org/Que-es-la-epilepsia-Definicion
[7] OXFORD DICTIONARIES. SIDA. Disponible en: http://www.oxforddictionaries.com/es/definicion/espanol/sida
Comparte:

Deja un comentario

Recientes

TEMOR Y ANSIEDAD

TEMOR Y ANSIEDAD no te dejes llevar por la ansiedad Aunque es normal sentirnos preocupados por el temor a contagiarnos…
Recordemos cuáles son los riesgos más comunes en el Teletrabajo

Recordemos cuáles son los riesgos más comunes en el Teletrabajo

A causa de la pandemia el teletrabajo se ha convertido en una modalidad exitosa en todo el mundo para la…
¿Cómo hacer la matriz legal de forma fácil y sencilla para las MiPymes?

¿Cómo hacer la matriz legal de forma fácil y sencilla para las MiPymes?

¿CÓMO HACER LA MATRIZ LEGAL DE FORMA FÁCIL Y SENCILLA PARA LAS MIPYMES? ¿Qué es la matriz de requisitos legales?…
DECRETO 1109 DE 2020

DECRETO 1109 DE 2020

DECRETO 1109 DE 2020 Por el cual se crea en el Sistema General de Seguridad Social en Salud – SGSSS,…
Implementación Sistemas de Gestión en MiPymes y Pequeñas empresas

Implementación Sistemas de Gestión en MiPymes y Pequeñas empresas

Implementación Sistemas de Gestión en MiPymes y Pequeñas empresas En la actualidad en Colombia las MiPymes y pequeñas empresas han…
¿QUÉ RECOMENDACIONES SE DEBEN  TENER EN CUENTA PARA  ESTE  31 DE OCTUBRE?

¿QUÉ RECOMENDACIONES SE DEBEN TENER EN CUENTA PARA ESTE 31 DE OCTUBRE?

¿QUÉ RECOMENDACIONES SE DEBEN TENER EN CUENTA PARA ESTE 31 DE OCTUBRE? ¡TE PUEDE INTERESAR! Si deseas saber más, puedes…
LA TERAPIA OCUPACIONAL Y SU USO EN LA REHABILITACIÓN DE ENFERMEDADES  LABORALES

LA TERAPIA OCUPACIONAL Y SU USO EN LA REHABILITACIÓN DE ENFERMEDADES LABORALES

LA TERAPIA OCUPACIONAL Y SU USO EN LA REHABILITACIÓN DE ENFERMEDADES LABORALES ¡TE PUEDE INTERESAR! Estamos dispuestos y preparados para…
NUESTRA EXPERIENCIA Y TRAYECTORIA

NUESTRA EXPERIENCIA Y TRAYECTORIA

NUESTRA EXPERIENCIA Y TRAYECTORIA Somos una empresa que con ardua dedicación, trabajo y confianza en las competencias de sus colaboradores…

Perfiles de los Responsables del diseño e implementación del Sistema de Gestión de SST de acuerdo a la Resolución 0312 de 2019

PERFILES DE LOS RESPONSABLES DEL DISEÑO E IMPLEMENTACIÓN DEL SISTEMA DE GESTIÓN DE SST DE ACUERDO A LA RESOLUCIÓN 0312…
Decreto 1174 del 27 de agosto de 2020

Decreto 1174 del 27 de agosto de 2020

PISO DE PROTECCIÓN SOCIAL Decreto 1174 del 27 de agosto de 2020 Por el cual se adiciona el Capítulo 14…
WhatsApp chat