Gracias a la entrada en vigencia del Decreto 1072 de 2015, la formulación de programas para la prevención y control de riesgos correctamente estructurados y acorde a la naturaleza misma de la organización, pasó de ser una buena práctica a una necesidad de las empresas, para asegurar así el direccionamiento de los objetivos a la prevención del riesgo específico y no solo un conjunto más de actividades estandarizadas sin un mismo objetivo.

Te invitamos a ser parte de nuestra comunidad, para que puedas disfrutar de este artículo completo y otros beneficios que tenemos para tí. Recuerda que puedes escoger entre las siguientes opciones: Membresía Emprendedores SIG
Iniciar sesión Suscribirme ¡TE ESPERAMOS!
Comparte:

Los comentarios están cerrados.