Aquí encontramos los conceptos que se manejan en riesgo locativo y como no afectan en nuestras actividades diarias.

 

 

  1. GLOSARIO

 

Accidente Laboral:  Se denomina accidente a cualquier suceso motivado por una acción violenta e inesperada, generalmente a caro de un factor externo involuntario y que deja como consecuencia una importante lesión corporal.

Basculante: Que oscila o se inclina. Ventana que se abre al girar sobre su eje vertical.

Incidente laboral: Es un acontecimiento no deseado o provocado durante el desempeño normal de las actividades laborales que se realicen normalmente y que podría desembocar en un daño físico, una lesión, una enfermedad laboral, aunque no llega a serlo.

Locomoción: Movimiento que realiza una persona, un animal, un microorganismo o una máquina para moverse de un lugar a otro, para trasladarse en el espacio.

Miliamperio (mA): Submúltiplo de la unidad madre conocida como Amperio, ambas unidades de intensidad de corriente eléctrica.

Regatas: Canal estrecho abierto en una pared o techo para encajar tuberías, cables u otros elementos similares.

Rellano: Superficie horizontal y plana, mayor que el escalón, en que termina cada tramos de una escalera.

Riesgo locativo: Un riesgo locativo son todos los factores de accidentalidad que están presentes en un sistema locativo de acuerdo a las disposiciones locativas con las que se relaciona un trabajador al desarrollar las actividades de su función.

Señalización: Sistema de referencia de común acuerdo que permite informar precauciones, puntos estratégicos, requerimientos de seguridad, rutas, vías de acceso entre y a lo largo de los distintos puntos locativos.

Sistema locativo: Se denomina un sistema locativo a todos los requerimientos y necesidades de distribución dentro del área de trabajo para la disposición al desarrollo de las actividades estipuladas dentro de la programación de las locaciones generadas.

 

 

2. DEFINICIÓN

 

Un sistema locativo comprende todas las herramientas destinadas para los puestos de trabajo previamente diseñados, que presentan la disposición necesaria para el correcto funcionamiento y cumplimiento de las actividades destinadas a cada trabajador. Para dicho fin debe enfocarse la rigurosidad del sistema en tres aspectos importantes: La distribución de la red eléctrica, la disposición de manipulación y seguridad mecánica, y la determinación de los puntos de iluminación para el desarrollo de las actividades.

El riesgo locativo se define como las condiciones en cuanto a la ubicación, estado, distribución de la infraestructura e insumos de la organización, que en caso de encontrarse inadecuado o con una ausencia, puede generar un accidente o incidente laboral como caídas, golpes, lesiones, daños a la propiedad o pérdidas económicas por los daños a la propiedad.

Los aspectos que se deben tener en cuenta son:

 

 Volver al Contenido

3. CLASIFICACIÓN DEL RIESGO

 

La clasificación del riesgo locativo se determina según la fuente generadora:

 

tabla 1 locativo

 Volver al Contenido

4. PARTES DEL CUERPO QUE AFECTA

 

Debido a que las fuentes generadoras de riesgo locativo constituyen una condición permanente de la labor que realiza el trabajador, todo su cuerpo se encuentra expuesto frente a estas fuentes y por ende frente a los riesgos que estas ocasionan.

Sin embargo, debido a los accidentes e incidentes más comunes relacionados al riesgo locativo como: caídas, golpes, cortaduras, impactos, entre otros, se puede decir que los sistemas del cuerpo humano más afectados son:

 

 

4.1. SISTEMA MUSCULAR

Compuesto por más de 650 músculos, el sistema muscular cumple la función de generar movimientos músculos esqueléticos y viscerales en el cuerpo, ya sea de manera voluntaria o involuntaria respectivamente.

Los músculos representan la parte activa del aparato locomotor, es decir, el sistema muscular permite que el esqueleto se mueva, y que al mismo tiempo mantenga su estabilidad tanto en movimiento como en reposo, además de darle al cuerpo humano su forma externa.

 

4.2.  SISTEMA ÓSEO

El sistema óseo hace referencia al conjunto de huesos que forman el esqueleto. El cuerpo humano está conformado por 206 huesos que crecen y se desarrollan durante la niñez y la adolescencia, permitiendo que las personas permanezcan de pie y puedan desplazarse.

El sistema óseo cumple la función de sostener el cuerpo, permitiendo así la locomoción y protección de los órganos.

 Volver al Contenido

Comparte:

Deja una respuesta